Inicio · Blog · Etiquetas · dolor de espalda

cabecera blog

Ver entradas etiquetadas dolor de espalda

¡CUIDA TU ESPALDA!, CORTO CON CONSEJOS PARA DORMIR MEJOR Y EVITAR LOS DOLORES DE ESPALDA

 

El Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Madrid (CPFCM) inició el pasado mes de enero la campaña <<12 meses, 12 consejos de salud>> con el objetivo de prevenir ciertas patologías que sufre la población provocadas por malos hábitos.
El primero de ellos alerta de los riesgos de dormir boca abajo.

Según el secretario general del CPFCM, José Santos, al dormir boca abajo <<nos obligamos a mantener el cuello girado durante horas para poder respirar, modificando así la curvatura cervical…. Repetir este hábito durante 7 u 8 horas diarias, nos hace más susceptibles a padecer cervicalgias, tendinitis, dolores de origen ligamentarios, u otros problemas músculo-esqueléticos, de los que la persona no es consciente hasta que la patología se encuentra en un estado muy avanzado.>>

Para evitar este tipo de problemas es recomendable dormir de lado. Además el colchón también es un factor determinante a la hora de prevenir ciertas patologías. Es recomendable utilizar un colchón de dureza media, con el soporte adecuado y que se adapte a nuestra fisionomía.

 

Calificar el artículo

CLAVES PARA CONSEGUIR UN BUEN DESCANSO: LA DISTRIBUCIÓN DE PRESIÓN

En muchas ocasiones sufrimos dolencias físicas cuyo origen nos es completamente desconocido. No se nos ocurre pensar si están producidas por nuestra forma de dormir o por la presión que nuestro colchón ejerce sobre nosotros.



Cualquier tipo de presión que se ejerza sobre nosotros tiene un efecto físico. Si es algo muy leve como una presión que ejercemos con un dedo en nuestro brazo, podremos observar cómo aparece una marca más blanquecina en nuestra piel. Esto es debido a que la presión impidió que la sangre fluyese por los capilares más superficiales.

Si la presión es más fuerte, como la que puede llegar a ejercer nuestro hombro sobre el colchón cuando dormimos de lado, puede llegar incluso a dificultar la circulación de partes más importantes provocando que nuestra mano se duerma o la dolencia de algún músculo.

Es por ello que debemos preocuparnos de que el colchón absorba perfectamente la presión que ejercemos sobre él y se adapte totalmente a nuestra fisonomía. Esto se consigue mediante un colchón que sirva de soporte con una distribución de presiones uniforme. La distribución de presión es una de las claves para conseguir un buen descanso.

En Cliniconfort, para asegurarnos de que la distribución de presión es la correcta, realizamos una medición antropométrica y en función de los resultados obtenemos un colchón personalizado. Se trata de una prueba con una parte objetiva muy importante: la que otorga la sábana de presiones. Esta sábana nos permite saber si la persona que está acostada sobre el colchón distribuye su peso de forma uniforme.

El material más indicado para lograr este confort es la viscoelástica, pero esta debe de tener los centímetros de espesor adecuados según la zona del cuerpo que recoge y la base que ella tiene también debe impedir que esta no se deforme.

Prestar atención a esto y a nuestra salud postural hará sin duda que nuestro descanso sea más reparador y saludable, logrando un mayor confort, un mejor descanso y por lo tanto, un incremento en la calidad de vida.

 

Calificar el artículo

ZONAS FRÁGILES DE NUESTRA COLUMNA AL DESCANSAR


Pasamos un tercio de nuestra vida acostados sobre un colchón. Algo tan importante como el sueño no es tan sólo una cuestión de cantidad, sino también de calidad. Poco o muy poco sirve dormir ocho horas sobre un colchón sin la firmeza adecuada, o con una almohada inadecuada porque impiden un descanso óptimo.


Una de las estructuras de nuestro cuerpo que más se resiente debido a un mal descanso es la columna vertebral. Ésta está compuesta por tres grupos de vértebras: cervicales, torácicas y lumbares.

Las vértebras torácicas están protegidas por las costillas, así como las del Sacro y Cóccix están protegidas por la pelvis.

Las vértebras cervicales y las lumbares son las zonas más vulnerables y son de especial atención al dormir, ya que cuando nuestro cuerpo se relaja totalmente esas zonas quedan a merced de la forma del elemento de descanso.

Es por ello que a la hora de elegir un colchón, sean las zonas a las que más atención debemos prestar.

En Cliniconfort Diagnostics, gracias a nuestro novedoso sistema y a la experiencia de nuestros asesores, podemos asegurarte de forma objetiva cuál es el mejor colchón para cuidar de tu columna y mejorar tu calidad de vida.

Calificar el artículo

COLCHÓN Y DOLOR DE ESPALDA

En algún momento de nuestra vida habremos sufrido o sufriremos algún tipo de dolor de espalda.

 

En muchas ocasiones el pensamiento que se produce suele ir relacionado con lo que nos condiciona y limita ese dolor, sin embargo es nuestra columna la que sufre de nuestra inconsciencia.

Las posturas inadecuadas, la excesiva carga de peso, la falta de hidratación y las tensiones nerviosas son parte de las causas que le hacen sufrir.

Durante el día podemos, con un poco de disciplina, acostumbrarnos a ser conscientes de corregir nuestros hábitos insanos; cargar bien el peso, adoptar buenas posturas, fortalecer los músculos de la espalda y el abdomen, hidratarse mucho... Pero es por la noche, en concreto cuando dormimos y nuestros músculos dejan de realizar su función, cuando nuestra columna queda a merced de nuestra posición en el colchón.

Una de las principales funciones que realiza nuestra columna cuando dormimos es re-hidratarse. Los discos intervertebrales recuperan el volumen que durante el día han perdido y este proceso lleva alrededor de unas 6 horas.

La correcta posición de la columna y la distribución adecuada de la presión que el colchón ejerza sobre ella, ayudarán a que este proceso de rehidratación tan importante se lleve a cabo en perfectas condiciones y en el menor tiempo posible.

Es por ello que debemos darle la importancia necesaria a la elección de nuestro colchón y de nuestra almohada. Las vértebras cervicales y lumbares son las que más sufren en un colchón inadecuado. Es por tanto en esas zonas donde debemos destinar gran parte de nuestra atención. Deben estar bien recogidas por el colchón sin que por ello nuestros hombros y caderas reciban excesiva presión para mantener la alineación correcta de todas las vértebras.

De esta manera, durmiendo sobre un colchón personalizado perfectamente adecuado a nuestra morfología y corrigiendo nuestros hábitos posturales, conseguiremos prevenir y aliviar gran parte de nuestros dolores de espalda, dolores cervicales, lumbares y otros problemas de espalda.

Calificar el artículo

Esta web usa cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y obtener datos estadísticos de la misma. Por la navegación acepta el uso y si no lo desea puede configurar el navegador según informa nuestra nota legal.